Qué es una VPN, como funciona y para que sirve

TecnoDot esta mantenido por su audiencia. Al comprar a través de nuestros enlaces, puede que generemos una comisión de afiliado. Saber más.

Bienvenido al maravilloso mundo de las Redes Privadas Virtuales. Te vamos a hacer una pequeña guía, sobre una de nuestras tecnologías favoritas de los últimos tiempos.

Durante los últimos años, las VPN se están volviendo cada vez más populares, por varias razones, algunas muy buenas e interesantes. En este artículo queremos explicarte qué son, porque se están usando tanto últimamente, y porque es una muy buena idea tener una.

Qué es una Red Privada Virtual (VPN)

Una VPN o Virtual Private Network, es un servicio que se utiliza para encriptar conexiones online. Esconde la dirección IP del usuario, mejorando en muchos casos la seguridad y privacidad al navegar, y evitando restricciones de localización.

Cuando te conectas a internet desde cualquier dispositivo, tu móvil, ordenador, consola, smart-nevera, smart-microondas, smart-limpiasuelos. Cada dispositivo, se conecta a la red directamente por tu proveedor de internet. Esos datos pasan por diferentes partes del mundo, hasta llegar a la página web o servicio que estés utilizando con el dispositivo conectado.

Al realizarse la conexión de esta forma. Tu proveedor de internet (ISP o Internet Service Provider), puede ver, y en muchos casos registrar, a que páginas webs y servicios te estás conectando a lo largo del día. Y depende del tipo de conexión, si esta encriptada con la web o no. Incluso ver la información que estás descargando o subiendo desde tu dispositivo.

No solo tu ISP podría estar viendo donde navegas y que es lo que ves. Si no que teniendo los conocimientos técnicos necesarios, algunas empresas o usuarios avanzados, también podrían estar registrando tu actividad por la web. Incluso podría ser peligroso en ciertas situaciones, ya que podrías quedar expuesto a ciertos ataques de hackers.

Cómo funciona una VPN

Para explicarlo de forma más sencilla, vamos a utilizar un ejemplo:

Imagina que en vez de conectarte a internet para visitar tu página web favorita, te montas en tu bici, moto o cohete para ir a comprar el pan. Por cierto, si vas en cohete a comprar el pan, estás como una cabra pero tienes nuestro eterno respeto.

El problema de ir a comprar el pan así, es que todo el mundo puede ver como te subes en tu vehículo, como te mueves por las calles, o vuelas por el cielo, donde aparcas o aterrizas. Y en muchos casos, saber incluso que tipo de pan estás comprando.

Para evitar esto y que nadie te pueda seguir. Puedes usar una VPN, es como si contratases a una empresa, y en vez de usar tu coche o cohete personal. Vas a sus oficinas, cambias de vehículo por uno que ellos te dejan, y entras por un túnel para ir a la panadería. De esta forma nadie vería a donde estás yendo y que estás haciendo.

Ahora usando el ejemplo real, imagina que te conectas a tu página web favorita desde tu dispositivo. Con los conocimientos necesarios, es posible ver a que página web te estás conectando. Además, si no esta cifrada la conexión, es posible saber exactamente que estás viendo en esa página web.

Para evitar esto, al usar una Red Privada Virtual. En vez de conectarte directamente a la web que quieres visitar, primero te conectas a un servidor de tu proveedor de VPN. Esta conexión esta cifrada. Tu ISP podrá ver que te estás conectando a ese servidor, pero no sabrá que datos se están transfiriendo por esa conexión.
A través de ese servidor, te conectas a la web que quieres visitar. Así no utilizas tu conexión directamente, de esta forma te conectas de una forma más segura y privada.

Las Redes Privadas Virtuales, primero llegaron al entorno empresarial. Fueron diseñadas originalmente por grandes corporaciones. Necesitaban una forma segura de comunicarse entre diferentes oficinas, mandarse archivos de forma privada, y que empleados se pudieran conectar de forma remota a las oficinas. Para modificar archivos importantes, sin miedo a que pudieran ser espiados y robados.

De esta forma, cualquier empleado puede conectarse a la red privada de su empresa desde cualquier parte del mundo. Transferir archivos y usar los servicios de la empresa como si estuviera fisicamente en ella.

Este tipo de conexiones tienen muchos usos y son muy útiles fuera del entorno empresarial. Con el tiempo no tardaron en empezar a aparecer proveedores VPN ofreciendo este tipo de servicio a usuarios domésticos.

Para que sirve una VPN

Utilizar una Red Privada Virtual tiene muchos usos, por eso se están volviendo tan populares últimamente.

  • El principal uso y más obvio, es para acceder a las redes de trabajo de forma segura. Como he explicado antes, si tienes que trabajar para tu empresa pero estás fuera, de viaje o algo parecido. Y necesitas descargar, mandar o editar algún archivo. Probablemente te pidan que te conectes a través de una Red Privada Virtual, configurada por tu empresa. Básicamente te estás conectando a la red local de tu empresa con una conexión encriptada.
    Aunque este es el uso principal para el que fueron diseñados estos servicios, por su diseño, permiten muchas mas aplicaciones para diferentes tipos de usuarios. 
  • Tu conexión a internet es mucho más segura y privada. Esta es una de las razones principales por las que nosotros usamos este tipo de servicios.

En los últimos años, más y más empresas intentan recolectar la mayor cantidad posible de datos de los usuarios con diferentes fines. Mejorar sus ventas, vender esos datos a otras empresas, e incluso gobiernos utilizan estos métodos para obtener información de los ciudadanos. Usar una Red Privada Virtual, es una forma de limitar la información que estas organizaciones obtienen de ti.

Si estás en un lugar público, hay redes wifi disponibles sin contraseña y se te ocurre conectarte directamente a la red. Puedes acabar hackeado, con cuentas de webs o tarjetas de crédito robadas, e incluso podrían robar tu identidad. Para hacer cosas no muy divertidas en tu nombre por internet, si no tienes un poco de cuidado.

Para evitar todo esto, el uso de una Red Privada Virtual es lo más recomendable. Al conectarte de forma encriptada, evitas que tu conexión no sea segura en lugares públicos.

También es una muy buena opción para los famosos wistleblowers. Periodistas tratando temas de riesgo, que contactan con confidentes vulnerables, o personas que quieran mandar información sensible por canales más seguros.

  • La mayoría de proveedores, tienen servidores en diferentes países. De esta forma puedes evitar muchos tipos de censura y cambiar tu ubicación, para usar servicios que no puedas usar de forma local.

Si eres español, pero te conectas a un servidor de Estados Unidos. Al acceder a una página web, va a creer que estás físicamente conectándote desde Estados Unidos. Así que podrás acceder a servicios y webs, que no estén disponibles desde España, pero si desde Estados Unidos. Por ejemplo, la versión estadounidense de netflix.

Al cambiar tu ubicación al conectarte a diferentes servidores, puedes evitar restricciones por parte de tu proveedor de internet, o incluso de tu país. En ciertos países algunas webs están restringidas, y usar una Red Privada Virtual es una de las mejores formas de evitar esas restricciones.

  • También es una buena opción para usuarios de torrents y redes P2P. No recomendamos descargar contenido ilegal usando estos medios, pero es una muy buena opción para evitar restricciones de tu proveedor de internet. Ya que incluso compartiendo contenido legal por estos medios, si detectan este tipo de tráfico pueden decidir limitarlo de alguna forma.

Ventajas e inconvenientes de usar una VPN

Ventajas

  • Con la mayoría de proveedores, este tipo de servicio es compatible con muchos dispositivos con los que te quieras conectar a internet. Así que es una muy buena opción, a la hora de asegurar tu conexión.
  • Este tipo de servicio suele ser barato. Incluso hay suscripciones de varios años muy económicas, además si te gusta la tecnología y toquetear este tipo de cosas. Puedes crear tu propia Red Privada Virtual en casa o en tu oficina de forma totalmente gratuita, aunque tiene algunas limitaciones.
  • Aumentan tu seguridad online, aunque tienen un pequeño pero, que explicaremos más adelante en las desventajas.
  • La mayoría tienen clientes muy fáciles de utilizar y soporte en la mayoría de sistemas operativos.
  • Puedes evitar restricciones por parte de tu país, empresa, o tu proveedor de internet cambiando tu ubicación al conectarte a redes situadas en otras localizaciones.

Inconvenientes

Aunque nos encanta usar Redes Privadas Virtuales, igual que la mayoría de cosas, su uso tiene ciertas desventajas.

  • Pueden tener impacto en tu velocidad de conexión a internet. Dependiendo del proveedor de Red Privada Virtual que elijas. Algunos pueden hacer más lenta tu conexión, aunque después de probar varios proveedores. Incluso algunos muy baratos, tienen velocidades bastante aceptables.
  • La seguridad no esta totalmente garantizada. Igual que con la mayoría de tecnologías que añaden algún tipo de protección, pueden fallar. Recomendamos con la mayoría de clientes activar el «Kill Switch» que suelen traer como opción. Esto hace que si por cualquier motivo tu conexión falla con tu proveedor, automáticamente dejará de funcionar, para no filtrar tráfico sin proteger. Puede ser un poco incómodo, pero con la mayoría de proveedores recomendados, la conexión fallará en muy contadas ocasiones.
  • Tu proveedor de Red Privada Virtual podría ver tu conexión. Así que es importante elegir a un proveedor en el que confíes. Normalmente, la mayoría ofrecen políticas en las que no revisarán tus conexiones, ni guardarán registros. Aún así podrían hacerlo, así que es mejor conocer un poco a la empresa, así como las leyes del país en el que se encuentra. Ya que en ciertos países, el gobierno puede pedir al proveedor que ceda los datos de sus usuarios. No recomendamos utilizar Redes Privadas Virtuales que sean gratuitas. Para conexiones importantes o si las estás utilizando para mejorar tu seguridad. Al ser gratuitas, en muchos casos van a tener una calidad de servicio muy mala, conexiones lentas o van a registrar tus conexiones y tus datos.
  • Algunas pueden fallar cambiando tu ubicación, en ciertas webs o servicios. Existen tecnologías para conocer tu localización, además de usar tu dirección IP. Ciertos servicios pueden salir en tu ubicación real, o directamente no funcionar si detectan que estás conectado a una Red Privada Virtual.

Qué es Tor

Existe una especie de Red Privada Virtual, creada por la comunidad y totalmente gratuita, para llevar a cabo conexiones similares a una VPN.
Pero en vez de conectarte a servidores de una empresa, te conectas a «nodos» mantenidos por la comunidad. Visita el proyecto.

Lo bueno de este sistema, es que por lo general, es más complicado para los servidores, saber quién eres y qué datos mandas.
De esta forma, puedes tener un poco más de privacidad. Los nodos que manejan tu información, no saben quién eres, que estás mandando, o donde lo estás mandando. Es posible ser rastreado, se han encontrado nodos infectados. Si se da el caso, en el que los nodos de entrada y de salida, pertenecen a las mismas personas. Es posible vigilar tu conexión, aunque es complicado que esto pase. 

La parte negativa, es que al ser un proyecto comunitario, las velocidades de conexión suelen ser algo lentas. Probablemente tengas problemas para ver vídeos en alta calidad o cargar páginas web pesadas.

Si te preocupa tu privacidad o tu seguridad, puedes incluso conectarte primero a una Red Privada Virtual de pago. Además de conectarte a tor, así tu conexión pasará por varias capas de servidores para privatizar aun más tu conexión.

Que tener en cuenta al elegir una VPN

Si te has decidido a utilizar una Red Privada Virtual, puedes visitar nuestro articulo. Comparamos los principales proveedores del mercado, te damos nuestras opciones favoritas, y a algunas más para que elijas la que más se adapte a ti.

A la hora de elegir una Red Privada Virtual, es importante tener en cuenta como funcionan y que ofrecen. Nuestros expertos recomiendan tener en cuenta estas características:

  • Elige un proveedor que tenga en cuenta tu privacidad: Lo primero y más importante, a la hora de elegir una Red Privada Virtual. Comprueba que tu proveedor tenga políticas de privacidad serias, que no guarden registros de tus conexiones. Es importante conocer la legislación del país en el que se encuentran. Algunos proveedores, se encuentran en países en los que el gobierno puede solicitar acceso a los datos de sus clientes. Por eso es buena idea elegir proveedores situados en países que no tengan este tipo de leyes.
  • Ten en cuenta el nivel de encriptación usado: Si necesitases un túnel para tu vehículo en el ejemplo que dimos anteriormente. Preferirías fabricarlo de madera o de vigas de hierro, probablemente de vigas de hierro ya que es mucho más fuerte y duradero que con madera. Lo mismo pasa con los protocolos de encriptación de la conexión con tu proveedor. Mientras más segura sea mejor, lo ideal a día de hoy es utilizar los protocolos OpenVPN. Es de los más seguros, y en su defecto el protocolo L2TP/IPsec. Si puedes elegir la configuración del tipo de conexión. Nosotros recomendamos usar la opción TCP en vez de UDP, ya que suele ser más segura aunque puede ser un poco más lenta.
  • Asegúrate de que es estable y tienes buena capacidad de conexión: Los diferentes proveedores van a tener diferentes calidades y velocidades de conexión. Asegúrate de que el que eliges se adapta a lo que necesitas. Algunos, sobre todo los gratuitos, puede ser que tengan límites de transferencia de datos o problemas de conexión e incluso límites de uso por tiempo.
  • Evita servicios gratuitos y de poca confianza: Hay veces que puedes necesitar una Red Privada Virtual para uso ligero. Ciertos proveedores gratuitos te pueden servir. Pero ten en cuenta que cuando te conectes a un proveedor, si no es de confianza, podría estar registrando todas tus conexiones y datos. En muchos casos tienen que sacar dinero de alguna forma, y no dudes que si todo el servicio es gratuito. Probablemente estén vendiendo tus datos al mejor postor. Por eso recomendamos usar alguna VPN de pago, hay algunas opciones muy baratas en el mercado y son mucho más fiables. Aunque si necesitas hacer alguna conexión ligera, puedes usar tor.

Como utilizar una VPN

Hay varias formas de utilizar una Red Privada Virtual, vamos a explicar las 2 más comunes:

La primera y probablemente más sencilla, es utilizando el cliente que puedes descargar directamente de tu proveedor.

Este método es tan sencillo, como ir a la página web en la que has contratado tu vpn. Buscar su cliente, descargarlo e instalarlo en tu ordenador o smartphone. Prácticamente todos los proveedores dan soporte para la mayoría de sistemas operativos. No tendrás problemas para instalarlo si estas usando windows, mac, linux o un smartphone con iOS o Android.

La mayoría son muy fáciles de usar. Puedes decidir a que servidor y en que país te quieres conectar. Suelen ofrecer algunos servidores especiales, para utilizar con redes P2P, o que sean compatibles para conectarte también a través de la red Tor. Incluso normalmente ofrecen algún tipo de conexión rápida, donde el propio programa detecta el servidor más cercano y más libre. Para que no tengas muchos problemas a la hora de decidir donde conectarte.

Desde el propio programa, tendrás diferentes opciones de configuración para utilizar tu VPN. Nosotros recomendamos muchísimo activar el «kill switch» a nivel de internet. Suele ser compatible con la mayoría de clientes, y significa que si por cualquier motivo la conexión se pierde con tu proveedor. Automáticamente dejas de mandar paquetes por internet para estar lo más seguro posible. También en muchos casos, es posible activar un kill switch a nivel de aplicación. Lo que significa que si en algún momento la aplicación que decidas pierde conexión con tu proveedor. Normalmente se cierra automáticamente o se desconecta para evitar mandar tráfico por internet sin proteger.

La segunda forma es utilizando directamente tu sistema operativo.

A día de hoy la mayoría de sistemas operativos, incluyen alguna forma de conectarte a una Red Privada Virtual. Sin necesidad de instalar ningún software adicional.

Primero, necesitas los datos de acceso de la red a la que te quieres conectar. Estos datos los podrás encontrar en la web de tu proveedor, o si estás intentando conectarte a una red privada que no sea comercial. Igualmente necesitarás los datos de acceso.

Conéctate desde Windows 10:

Desde Windows es muy sencillo, ya trae todo lo necesario instalado para poder conectarte a una VPN.

  • Accede a la configuración, pulsa click en Inicio, y abajo a la izquierda justo encima de Inicio/Apagado, pulsa en Configuración.
  • Entra en Internet y Red
  • Ve a la pestaña VPN
  • Pulsa Agregar conexión VPN
  • Aquí tienes que poner la información sobre el tipo de VPN y los datos de usuario

Conéctate desde mac:

En macOS también es muy sencillo conectarte, macOS trae soporte por defecto para este tipo de conexiones.

  • Ve a Preferencias del Sistema
  • Entra en Red
  • En esta pestaña, abajo a la izquierda, puedes pulsar en el botón + para añadir una nueva conexión. Simplemente selecciona como tipo, conexión VPN, e igual que en Windows 10, rellena los datos sobre tu conexión y tu usuario.

Conéctate desde linux:

Depende de tu distribución puede que necesites software adicional para poder conectarte. En nuestro caso usamos Debian, estas instrucciones probablemente sean muy útiles para usuarios de Ubuntu y derivados de Debian.

  • Una de las formas más fiables y que mejor nos funciona es usando un paquete llamado network-manager
  • Para instalarlo usa el siguiente comando:

$ sudo apt install network-manager

  • Después de instalarlo, sal de tu sesión y entra de nuevo o reinicia tu ordenador.
  • Haz click arriba a la derecha en tu icono de conexión o configuración de internet en la barra de herramientas
  • Pulsa en VPN Off, luego VPN Settings, y añade tu conexión, algunos proveedores ofrecen archivos de configuración que facilitan este proceso.

Conéctate desde tu iPhone con iOS:

  • Ve a Ajustes, General
  • Baja hasta la pestañita de VPN
  • Pulsa en Añadir configuración VPN
  • De nuevo, introduce los datos correspondientes a tu usuario.

Conéctate desde un smartphone con Android:

Es muy sencillo, aunque el proceso puede variar un poco dependiendo de la versión de Android que tengas instalada.

  • Diríjete a Ajustes
  • Buscar la pestaña sobre Conexiones de red o alguna parecida
  • Normalmente las conexiones VPN se pueden encontrar en una opción parecida a Otros o Más Redes
  • Buscar el apartado VPN para añadir una nueva conexión y introduce tus datos de usuario para conectarte.

2 comentarios en “Qué es una VPN, como funciona y para que sirve”

    • Holaa Paco. Una VPN como explicamos en el artículo es una Red Privada Virtual, o Virtual Private Network en inglés. Mientras que una VPS es un Servidor Virtual Privado o Virtual Private Server en inglés. Las VPN son un servicio para mejorar tu privacidad online. Mientras que una VPS es un servidor que puedes contratar para diferentes funciones, como hostear una web o una aplicación en internet. Es como tener tu propio ordenador alquilado en la nube.
      Espero haber aclarado tu duda.
      Un saludo!!

      Responder

Deja un comentario